Neumáticos Pirelli en la Fórmula 1

En el mundo de la Fórmula 1, a veces la diferencia entre una victoria, o una derrota, se mide en segundos, a veces incluso en menos. Y, en esa carrera hacia el podio, todos los componentes de un vehículo pueden ser vitales para marcar esa diferencia, pero en el caso de los neumáticos, su importancia es aún mayor pues, al final, son el último punto de contacto entre el vehículo y la pista.

Neumáticos en la Fórmula 1

Pirelli es, en este momento y hasta el año 2016, el único suministrador oficial de neumáticos para la Fórmula 1. Esta marca italiana tiene su sede principal en Milán, donde realiza además sus diseños y pruebas si bien la fabricación de prototipos, así como de los neumáticos para cada carrera, se produce en su factoría de Izmit, a las afueras de Estambul.

Para esta temporada 2014, y de acuerdo con las especificaciones de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA), este fabricante ha desarrollado una nueva gama de neumáticos, algo más pesados y resistentes que los de la temporada pasada, formada por dos tipos principales: los lisos, o slicks, y los de lluvia.

Neumáticos Pirelli Fórmula 1

La principal característica de los slicks es que han sido diseñados para rodar en situaciones climáticas estables y que, por tanto, no poseen ningún tipo de canal ni dibujo en la banda de rodadura.

Con el objetivo de que el neumático se adapte lo más posible al tipo de circuito, asfalto, curvas o tipo de conducción, Pirelli ofrece cuatro neumáticos diferentes según sea su compuesto duro, medio, blando o superblando, cada uno de los cuales ofrece un compromiso diferente entre velocidad, temperatura, rendimiento y degradación.

El neumático duro, identificable por su banda de color naranja, se caracteriza porque ha sido diseñado para trabajar en circuitos con las condiciones térmicas más extremas y ofrece la máxima durabilidad. Su coste de fabricación es más bajo que el resto, por lo que podemos hablar de unos neumáticos baratos, en comparación con el resto. El medio, señalado por una banda de color blanco, es el neumático más equilibrado de todos. Ofrece un buen compromiso entre durabilidad y rendimiento, y es el más indicado para circuitos poco exigentes, variables, o donde las temperaturas ambientales no sean excesivas. Con la banda amarilla se identifica al neumático blando, uno de los más utilizados a lo largo del mundial, y con la roja al neumático superblando, el cual aumenta el rendimiento del vehículo a costa de sufrir una gran degradación.

Respecto a los neumáticos de lluvia, se caracterizan, fundamentalmente, por la presencia de canales en su zona de rodadura. Si estos son poco profundos, nos encontraremos ante un neumático intermedio, señalado con banda de color verde, y usado en pistas húmedas o que están en proceso de secado, mientras que si las marcas son profundas, el neumático será de lluvia extrema e irá identificado, además, por una banda de color verde.

Pirelli F1 para Lluvia
Para cada carrera Pirelli, y de acuerdo con la FIA, designa un par de neumáticos en seco para ser usados en esa pista, lo cual puede afectar de manera importante a las estrategias de cada equipo.

Y es que administrar los neumáticos, ya sea mediante una correcta táctica en su selección, o por mantener sus características en mejores condiciones que las de sus rivales, puede suponer una ventaja vital en cualquier carrera.

Neumáticos Gastados F1